lunes, 1 de septiembre de 2014

Discursos de Elena Spencer, Jesús Gallo y el Presidente Solís sobre la propuesta para un Régimen Especial


Respuesta del Presidente Solís a la propuesta de iniciativa comunitaria para una extensión de la moratoria para poder trabajar una propuesta integral: 


O ver en youtube:
http://youtu.be/wu0auqx1Ybg

__________________________


Discurso de Elena Spencer ante el Presidente Solís
y su comitiva de 20 funcionarios y funcionarias de su gabinete
Puerto viejo de Talamanca,
30 de agosto, 2014


 Foto Margaret Thompson

Leer aquí:

Señor Presidente, bienvenido con su comitiva de gobierno al Caribe Sur. Nos convoca hoy aquí, en el corazón de la Zona Marítimo Terrestre en Puerto Viejo,  la presentación de una propuesta de iniciativa comunitaria que aporte a solucionar en forma definitiva e integral, los problemas que aquejan al Caribe Sur. 

Las personas de tres generaciones de familias fundadoras del Caribe Sur, asociaciones y organizaciones que firmamos esta propuesta, sostenemos que urge una ampliación de la moratoria sobre las demoliciones de construcciones en la zona marítimo terrestre  para poder trabajar sin presiones en una propuesta de una Ley de Régimen Especial para el Caribe Sur. Un régimen que VALIDE JURIDICAMENTE LO QUE HEMOS CONSTRUIDO HISTÓRICAMENTE. Ni mas, ni menos.
¿Qué es lo que hemos construido aquí?

Señor Presidente, lo instamos a tener en cuenta que las comunidades del Caribe Sur - Cahuita, Puerto Viejo, Manzanillo y Gandoca - se formaron y crecieron por sí mismas. Aquí las carencias y el aislamiento, unido a la falta de  interés de los gobiernos centrales del pasado, promovieron que la gente buscara y encontrara sus propias soluciones a sus necesidades.
En estos poblados se desarrolló una economía familiar sustentable que previó, desde el inicio,  la necesidad de mantener la armonía con el ambiente. Aquí tuvimos una visión del potencial del entorno y aprendimos que en la relación con la Naturaleza estaba la fuente de nuestro propio desarrollo social, económico y humano.

 Y el Presidente salió a la caza del pez León,
Foto Margaret Thompson

Nuestros antepasados, los primeros emigrantes provenientes de Jamaica, de China y el Litoral Atlántico,  se dedicaban a la pesca.  Por eso establecieron sus viviendas a la orilla del mar. Pero además, la playa era la única área de terreno sólido, ya que el resto era suampo. En la playa sembraron y comerciaron el coco también.

En las selvas aledañas  cultivaron los alimentos para el sustento de sus familias y para comerciar, como en el caso de la producción de cacao.

Desde entonces y hasta la fecha, los emigrantes caribeños han convivido en armonía con los pueblos originarios indígenas de Talamanca.  Con ellos hemos compartido las diversas formas en que usamos y nos relacionamos con la tierra y con el mar. Incluso la mezcla de razas ha dado como fruto una  generación joven con características propias de ambas etnias que luego se ha mezclado con otras etnias y nacionalidades. 

La comitiva presidencial y de gobierno fue recibida
por los niños y niñas de la Escuela de Playa Negra,
Foto Margaret Thompson

El carácter multiétnico y pluricultural de Costa Rica que reivindicamos actualmente,  tiene aquí su expresión propia en esa historia.  Señor Presidente, en esta zona hemos mantenido viva la cultura de sus antepasadas, que usted transparentemente reivindica en la identidad afro jamaiquina de su abuela, al igual que las abuelas de todas las personas que suscribimos esta propuesta para ser firmada por el resto de la comunidad después de hoy.  Un tejido social de raíces afro caribeñas que ha enriquecido a Costa Rica toda.
Ese modelo de desarrollo impulsado por los mismos habitantes de la zona contempla entre otras: una economía familiar basada en micro empresas turísticas que combina en muchos casos con agricultura sostenible y la pesca artesanal.  El modelo contempla continuar desarrollando una relación equilibrada con el ambiente, la misma que ha dado como saldo  una serie de reservas ambientales especiales. Contempla además continuar construyendo una historia que es parte de nuestras raíces como país.



¿Cuál es el problema que enfrentamos?

Señor Presidente, resulta contradictorio que  la ubicación original de pobladores y pobladoras en la zona costera  es la que hoy está generando serios problemas que no han sido resueltos. El problema es que el corazón de los pueblos del Caribe Sur se ha desarrollado en lo que hoy se ha definido como la Zona Marítimo Terrestre.

La situación más seria es que la zona comercial de Puerto Viejo y Cahuita, y hasta el emblemático  restaurante Maxi, primer comercio de Manzanillo, está en los primeros 50 metros.
Eso significa que de acuerdo a la legislación de zona marítimo terrestre, todo lo desarrollado en esa franja a lo largo de los años tendría que desaparecer. 

Además de ese peligro  existe mucho interés en  convertir todos los 200 metros en zona  turística de mayor escala. Eso  implicaría la imposición de cánones que no estarían al alcance de los bolsillos de los actuales pobladores y ocupantes.    La consecuencia es que familias enteras serían  desalojadas y 
​ desplazadas. De suceder eso, el Estado, que debe velar por el bienestar de los ciudadanos, se enfrentaría a un gran problema social, político y económico.

¿Quë proponemos?

Todo lo expuesto lleva a considerar que la solución integral a la problemática del Caribe Sur debe tomar la forma de una Ley de Régimen Especial que le permita a esta zona seguir desarrollándose armónicamente con su historia, sus derechos ciudadanos, sus características y aportes.

Por ello próximamente le propondremos a la ASAMBLEA LEGISLATIVA trabajar en la  elaboración de un Proyecto de Ley con el fin de aprobar una Ley de Régimen Especial para el Caribe Sur que contemple las características enunciadas.
Señor Presidente, el objetivo de la Ley de Régimen Especial es validar legalmente el modelo de vida y convivencia  que hemos construido históricamente.
Por las consideración aquí expuestas y aprovechando su honrosa visita, los abajo firmantes, todos vecinos del Caribe Sur  le solicitamos apoyar esta iniciativa y proceder a la ampliación  del plazo del Decreto de Protección de los ocupantes de zonas clasificadas como ESPECIALES, de acuerdo a la Ley No. 9073. En ella se establece una moratoria respecto al desalojo y demolición de propiedades.
El objetivo de la ampliación de la moratoria es tener un tiempo y espacio libre de presiones de desalojo, para trabajar una propuesta integral que aborde aspectos  que quedaron sin resolver durante la moratoria que vence. 
Señor Presidente, dadas sus promesas de campaña, dada la política ambiental y cultural de su gobierno  y dada su propia identidad cultural afro, marcada por su abuela jamaiquina como las abuelas de quienes suscribimos esta propuesta,

Estamos seguros de que podemos contar con usted y su gobierno para un  cambio que valide lo que hemos construido históricamente.
Cuando el pueblo de Costa Rica, incluyendo muchos y muchas en el Caribe sur, votó masivamente por un cambio, no sólo lo depositó en usted.   Supimos que ese cambio se construye en la media que la ciudadanía y habitantes asumamos la co responsabilidad.
Con esta propuesta y las acciones que de desprenden de ella, estamos asumiendo  nuestra responsabilidad para el cambio que queremos.
¿Usted, se apunta desde la responsabilidad que le hemos depositado?
Muchas gracias por haber venido a escucharnos y a recibir una iniciativa de carácter comunitario. Eso es un primer paso importante. Caminemos juntos para crear el resto. 

_____________________

Discurso complementario por Jesús Gallo del Foro Caribe Sur al Presidente:

                                               
                                                O hacer click aqui para ver en youtube:

                                                     http://youtu.be/HI230-HzRvA

1 comentario:

  1. Realmente me alegra el corazón al saber de la devoción y dedicación por parte de la población local para proteger a su amado Puerto Viejo. Gracias! No tengo ninguna duda de que triunfará.

    ResponderEliminar