lunes, 25 de noviembre de 2013

Resultado del Conversatorio sobre derechos humanos de las mujeres en Puerto Viejo

Conversatorio entre mujeres y feministas
en el Caribe Sur abre cauce a un 
Observatorio sobre derechos humanos

Foro Caribe Sur
Comunicaciones,
25 de noviembre, 2013

Un conversatorio entre mujeres de Puerto Viejo con Marta Solano de Agenda Política de Mujeres y  organizado con la Articulación Mesoamericana Petateras, tuvo lugar el 22 de noviembre en la Casa de la Cultura.

                                                           Foto Margaret Thompson

Se buscó compartir aportes de las mujeres del Caribe Sur a la lucha por los derechos históricos a la tierra, la cultura y los ecosistemas. “Hemos sido las mujeres históricamente las que hemos ayudado a las mujeres a luchar por su lugar en esta comunidad y a cuidarse” dijo doña Delfina, una de las fundadoras de Puerto Viejo que llegó en 1956 proveniente de Hong Kong, habiendo sido entonces la primera mujer china en llegar al Puerto.

Maritza Medrano de Puerto Viejo es afro costarricense de Puerto Viejo y dijo que el aporte ha sido la participación activa en las luchas de la comunidad, dando ejemplos de su participación en la lucha anti petrolera, contra la marina y ahora por los derechos a la tierra con el Foro Caribe Sur. “Mientras no se reconozcan nuestros derechos no somos nada!” Dijo que después de los 80 nos rebelamos aquí contra la discriminación de las mujeres, “ya no aguatamos tanta discriminación.”

Carmen Rodríguez de Playa Negra dijo que las mujeres históricamente han sido la fuerza laboral que ha forjado el Caribe Sur. “Se habla de los pescadores, pero no se ve el aporte de ellas que han trabajado en todo lo demás desde siempre, en la siembra, el sustento, la venta, la compra, el cuido, la salud con plantas, la educación en el traspaso de la cultura, etc.” Resaltó que ha existido demasiado maltrato a ellas y a los niños y aunque eso ha cambiado para los niños, no ha cambiado para las mujeres. Añadió que el salario o lo que ganan desde siempre las mujeres ha ido para el hogar, en cambio la ganancia de los hombres no siempre va para el sustento familiar. “Ahora las mujeres lucha mas por sus derechos, pero hay derechos que no conocen.”

Miss Dalí, fundadora, nunca tuvo hombre a la par, pero es un ejemplo de las mujeres que han podido salir adelante con sus hijos a partir de su esfuerzo. “Ella aportó conocimiento de plantas para la salud,  vendiendo Journey Cakes, etc.



                                                                                                                   Fotos Margaret Thompson


Damaris de Cubalí town en Playa Chiquita dijo que las mujeres en el Caribe Sur siempre ha sido luchadoras, pero sobre sus derechos, siempre se ha sentido que estaban solas y por eso permitían mucho. “Esto de hoy me interesa mucho por eso, porque creo que necesitamos saber que no estamos solas para reclamar los derechos.”

Margaret Thompson de los Estados Unidos y visitante, dijo que sin las mujeres nada hubiese resultado en esas luchas. “Ellas han aportado a la interseccionalidad entre racismo y sexismo en el Caribe porque ambas discriminaciones se complementan.” Añadió que conocer las historias de las mujeres en la historia del Caribe Sur es un reto todavía porque no se ha contado.

Sophie Andrieux de Cocles dijo que las fundadoras son las que transmitieron los valores a través de la historia y ahora son ellas las que lo hacen en la actualidad, además de informar.”


Foto Margaret Thomspon


Además, el papel del territorio de  Puerto Viejo y el Caribe Sur en las luchas por los derechos de las mujeres en Costa Rica fue tratado por Marta Solano y por María Suárez Toro, resaltando la primera que vino a la zona inicialmente como abogada a trabajar con el IDA pero luego llegó como activista de los derechos humanos de las mujeres en la organización Agenda Política de Mujeres.

“En 1999  organizamos  el I er Encuentro Feminista en Puerto Viejo y muchas feministas tenían miedo de venir aquí pero se les quitó el miedo y vinieron.”

Marta resaltó que se realizaron 7 encuentros feministas en el Caribe Sur y todos trataron temas de lucha nacional, pero también integrar luchas locales como fue el apoyo de las feministas a la lucha  anti petrolera desde el inicio, pasando por otros hasta que el del 2007 trató el de los Tratados de Libre Comercio en que las feministas tuvieron una iniciativa de hacer la “manta de los sueños” en la lucha del No y la tejieron en las comunidades, parques, escuelas, plazas, etc., dónde iban. “Aquí se hizo un pedazo de la manta con mujeres de la zona, proceso que nos unió mucho.”


                                                       Foto Margaret Thompson

María resaltó que el tema del encuentro en el que se tejió la manta en Puerto Viejo fue “tejiendo sueños, defendiendo esperanzas”, dos de los temas de las luchas en el Caribe Sur.

Resaltó además que le resultó interesante que en las intervenciones de las mujeres de la zona, todas han resaltado de distinta manera que en la lucha por los derechos históricos están incrustados los derechos de las mujeres.

“No es posible para las mujeres participar plenamente en nada sin sus propios derechos, hay que recoger la historia de los primeros elementos de consciencia de la que habla Maritza que surgió en los años 8os: ¿Cuáles fueron, cómo surgieron, etc.?”

Añadió que urge aclarar que en el transmitir de la cultura, ellas, cuando reclaman sus derechos, empieza a ver que aspectos de la cultura son dañinos para ellas y cuales son buenos… “es ahí donde logran, no solo reproducir la cultura, sino apropiarse para redefinirla alrededor de derecho, no solo de tradiciones. La violencia y el autoritarismo no es parte de la cultura de ningún pueblo.”

Una de las más significativas actividades del breve conversatorio fue la entrega a la Casa de la Cultura del pedazo de la “Manta de los Sueños” de la lucha de las mujeres contra los Tratados de libre Comercio que fue elaborada en Puerto Viejo hace 5 años en el marco del referéndum sobre el tema.

                                                               Foto Margaret Thompson

Glenda Halgarson, promotora de cultura de la Casa por parte de la Asociación de Desarrollo de Puerto Viejo y miembra del Foro Caribe Sur dijo al recibir la manta en manos de Marta que “agradecidas, y mas allá de un manta, se convierte en un emblema, un símbolo de una lucha en la que se ponen los sueños que las mujeres le depositan a las luchas y habla de que cuando nos unimos, las cosas se pueden lograr tarde o temprano …”

Quedó pendiente para ser redactado por las mujeres del Caribe Sur, lo que las mujeres activistas en San José y otras regiones del país puede hacer para apoyar las luchas del Caribe Sur. “Esa plataforma se puede convertir en un Observatorio” concluyó Marta.


Foto Margaret Thompson

sábado, 23 de noviembre de 2013

Resultados del seminario sobre derechos económicos, sociales y culturales en Puerto Viejo

El seminario visto por Sonia Rodríguez:
“un paso hacia la liberación plena de la mujer,
poniendo en acción nuestros derechos”


María Suárez Toro,
Comunicaciones, Foro Caribe Sur
23 de noviembre, 2013

A partir del Seminario “Derechos económicos, sociales y culturales” patrocinado por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH) en la Casa de la Cultura en Puerto Viejo los días 21 – 22 de este mes, un grupo de mujeres de Puerto Viejo en el Caribe Sur se están organizando este 25 de noviembre para reclamar sus derecho a contar en la comunidad con una red de cuido para niñas y niños en miras a que el gobierno asuma su responsabilidad para con el cuido a manera que ellas puedan salir a trabajar sabiendo que ellos están atendidos. Además se preparan para reproducir el seminario con otras mujeres en las comunidades.


Vista del seminario,
Foto Margaret Thompson, Escribana


“Esto se propone en el ejercicio de nuestros derechos económicos y sociales porque es un derechos humanos que el estado tiene la responsabilidad de asumir, es la protección de la niñez y las condiciones para que madres y padres que compartan sus responsabilidades en el hogar, cuenten con un programa de atención para sus hijos cuando ellos salgan a trabajar” dijo Sonia Rodríguez de Aso Mujeres .

Rodríguez es una de las proponente de la iniciativa que surgió a partir del Seminario “Derechos económicos, sociales y culturales” realizado el 21 – 22 de noviembre en la Casa de la Cultura de Puerto Viejo bajo el auspicio del Instituto Interamericano de Derechos Humanos en coordinación con el Foro Caribe Sur.

Gracias a la capacitación de la Lic. Marta Solano y la participación de 15 mujeres de la comunidad, el seminario fue exitoso porque abrió  un cauce a la inclusión de los derechos de las mujeres en la lucha del Caribe Sur por sus derechos históricos a la tierra, la cultura y los ecosistemas.

“Conocer los derechos que tenemos y además saber la historia acerca de cómo se han ido logrando es muy importante para nuestras vidas - dijo Sonia Rodríguez, directora de Aso Mujeres en Cocles – no se pueden defender si no se conocen.”

Natalia González Salazar, latina,  artesana que vive y trabaja hace siete años en Puerto Viejo dijo que para ella el tema de los derechos culturales relacionados con la diversidad cultural en la zona del Caribe Sur estuvieron entre los mas interesantes. “El debate sobre los idiomas fue excelente porque una sabe los derechos en general, pero la afirmación de ellos frente a la discriminación muchas veces es tan sutil que una no cuenta se da hasta que los conoce.”

Añadió que como artesana, el taller la colocó en la sociedad, “porque una tiende a verse aislada produciendo cultura aparte y al ser artesana independiente, no se siente parte de un espacio para reclamar sus derechos.”

Jesenia Smith es afro panameña que vive en Bocas del Toro pero como toda su familia desde siempre, viaja entre el Caribe Sur de Costa Rica y el Caribe Norte de Panamá. Es productora de alimentos. “Yo no sabía todos mis derechos y estamos tan ocupadas que no tomamos tiempo para nosotras a pesar de lo importante de conocer lo que necesitamos, que es conocerlos y defenderlos”

María, una joven latina chilena, dijo que fue muy aleccionador recuperar una “mirada desde nosotras de lo que está sucediendo en el Caribe Sur y en nuestras vidas.”  Dijo que la explosión de aportes de todas puso en evidencia que hay una gran necesidad y un interés de reconocer los derechos y de defenderlos. “La centralidad de la cultura y la identidad en todos los derechos no es por casualidad, es parte de la riqueza a reivindicar en la zona y los derechos humanos de hicieron muy cercanos en nuestras vidas.”

Carmen Rodríguez, afro costarricense, expresó que el taller le abrió una nueva perspectiva sobre los derechos de las mujeres, “y ahora veo los aportes del movimiento feminista con una mirada diferente que yo había distorsionado,  ya que es un movimiento que ha luchado por que nuestros derechos sean reconocidos como humanos y protegiendo el valor de todas las mujeres.”

Jenny Rodríguez, afro costarricense de Cocles dijo que las nuevas generaciones “damos estos derechos por sentados porque los recibimos regalados, pero conocer las luchas para lograr esas conquistas es muy importante para saber que se reconocieron porque los peleamos y si no los defendemos los perdemos, `por eso es importante que no solo conocimos derechos, sino  cómo luchar por esos derechos.”



Además de los contenidos del evento, la gastronomía afro costarricenses de Doña Lidia, la acogida del espacio en la Casa de la Cultura en Puerto Viejo, además de la logística del Foro Caribe Sur estuvieron calificada como "buenísimas" por las  participantes, junto con el trabajo fotográfico “in situ” e inmediatamente compartido por la fotógrafa estadounidense Margaret Thompson. Pronto se publicarán las de Sophie Andrieux también.

La participación de mujeres de distintos tipo de organizaciones sociales, desde ASO Mujeres, Asociación de Artesanos y Artesanas, del Foro Caribe Sur, de pequeñas empresarias, de mujeres gestoras culturales de teatro en Cahuita, fundadoras del Caribe Sur, etc. y una habitante recién llegada de Chile a vivir en la zona, le dio una riqueza ampliada a los contenidos del seminario, multiplicada por la diversidad de cultural de mujeres afro, chinas, indígenas, latinas y mezcladas en cualquiera de las anteriores. El rango de edades entre los 22 y los 80s trajo también una riqueza histórica y evidenció la necesidad de reconocernos intergeneracionalmente con aportes diversos que deben ser reconocidos.

Terminaron conversando sobre la necesidad de mantener la ecuanimidad y diálogo frente a manifestaciones un autoritarismo inaceptables que se está expresando en algunas instancias en la comunidad. “La cordura es lo que nos debe caracterizar en nuestro trabajo por los derechos en la comunidad, concluyó Maritza Cordero añadiendo que la problemática de la tenencia de la tierra se da “porque la Constitución política de Costa Rica no nos ha reconocido nuestros derechos y esa es una lucha actual muy importante para lograr el resto de los derechos.”

Doña Delfina Chango Wong, una de las fundadoras históricas de Puerto Viejo que vino a la zona desde Hong Kong en 1958 repartió su libro "Historia real de Puerto Viejo de Talamanca", recordando lo que también se reafirmó en el evento, que mientras la participación y la mirada de las mujeres en la fundación del Caribe Sur no esté escrita, la mitad de verdadera historia está sin contar todavía.


El evento se realizó en la víspera del 25 de noviembre, Día Internacional de las Naciones Unidas para poner fin a la violencia contra las mujeres en el mundo, en cada país y cada comunidad. “derecho que se desconocer, derecho que no se ejerce” dijeron las participantes, añadiendo una consigna de la Defensoría de los Habitantes que dice además que “derecho (que se conoce) pero que no se defiende, derecho que se pierde.”

viernes, 22 de noviembre de 2013

Entrevista a Edwin Patterson sobre testimonio en juicio caso Kekoldi contra Estado de Costa Rica

El Foro Caribe Sur entrevistó a Edwin Patterson, uno de los testigos afro costarricenses en el juicio en el que el Tribunal declara sin lugar la demanda de Kekoldi en todos sus extremos. (TRIBUNAL CONTENCIOSO ANEXO A, EXPEDIENTE: 10-000273-1028-CA)*


                                              Foto ilustrativa, Casa de la Cultura, abril 2013
                                                               Foto Foro Caribe Sur

EP: En el juicio juré decir solo la verdad y por eso, en honor a la verdad, le dije a la jueza que no tenemos nada contra los indígenas pero no me parecía justo que aleguen que las tierras  nuestras eran de ellos.

Expliqué que cuando en algún lugar hubo un pueblo anteriormente, eso se sabe porque hay vestigios, pero ahí no hay nada, ni cementerios, ni nada. Hasta hoy.

Expliqué una vivencia personal, que  es el relato de que Alejandro Swaby, una de las personalidades indígenas de la zona, estuvo quedándose en casa de mi abuelo en los años 40 para ir a la escuela. Si hubiesen vivido indígenas allí no se hubiesen tendía que hospedar en la casa de mis familiares.

Dije además que me extrañaba que hubiese hermanos indígenas que se prestaran para este juego de decir que vivieron allí, cuando no hay muestra de que así fuese, al menos en los últimos 500 años.

Fue duro, porque estaban a la par mía y haciendo eso.

FCS:  Es un veredicto histórico, pues de reconocen derechos históricos de los afro costarricenses, ¿Cuáles son sus principales reivindicaciones en este momento?

EP: Acceso en forma igual a la justicia, a las oportunidades, no a privilegios. Un trato igual que al resto de los costarricenses.

FCS: ¿Qué pregunta tiene para los Kekoldi en este momento?

EP: Que sean honestos con ellos mismos y mi testimonio no fue en contra de ellos, ni pidiéndoles reparaciones ni indemnizaciones, solo respeto: convivir juntos en respeto del derecho nuestro también.

Un extracto del texto de la sentencia dice así:

“16) No existían asentamientos indígenas en la costa de Cocles ni en el territorio excluido de la Reserva Indígena Bribrí de Kekoldi por los Decretos No. 25296 y No. 29956. Ellos vivían en las partes altas de Talamanca y bajaban a la llanura y la costa de Cocles a trabajar en labores como la chapia (testimonios de Edwin Deive Patterson Bent, Bernard Archer Moore). 17) La comunidad indígena de Bribrí ha usado y se ha aprovechado del mar y la costa de Cocles (testimonios de Edwin Deive Patterson Bent y Juana Sánchez). II.- Hechos no probados. De importancia para los efectos de esta contienda se por indemostrados los siguientes: 1) Que la comunidad indígena Bribrí de Kekoldi tuviera una relación especial (física, material o espiritual) con los territorios excluidos por los decretos impugnados, de modo tal que de ello pudiera derivarse un derecho de propiedad privada indígena (hay ayuno de prueba). 2) Que el territorio excluido de la Reserva Indígena Bribrí de Kekoldi mediante los Decretos No. 25296 y No. 29956, constituya un territorio que tradicional o ancestralmente hubiese sido ocupado por esa comunidad indígena (no se aportan probanzas idóneas que permitan llegar a esa conclusión). 3) Que el Estado hubiese negado el acceso de la población indígena de Bribrí Kekoldi a la costa o llanura costera de Cocles (no se prueba).”

* ACTORA: ASOCIACIÓN DE DESARROLLO INTEGRAL DE LA RESERVA INDÍGENA BRIBRÍ DE KEKOLDI

DEMANDADOS: EL ESTADO, El INSTITUTO DE DESARROLLO RURAL, LA COMISIÓN NACIONAL DE ASUNTOS INDÍGENAS y LA ASOCIACIÓN DE DESARROLLO INTEGRAL DE  LA RESERVA INDÍGENA DE TALAMANCA
TERCERO INTERESADO: TRES-CIENTO UNO-QUINIENTOS TREINTA MIL QUINIENTOS CINCUENTA Y SEIS S.A.

COADYUVANTES PASIVOS: LA CHEROKEANA TRES LIMITADA, JUMGLEBUNGALO LIMITADA, RODRIGO BARAHONA ISRAEL, TRES-CIENTO UNO-CUATROCIENTOS CINCUENTA Y CINCO MIL OCHOCIENTOS TREINTA Y UNO S.A., LOCO BRAVO DE COCLES S.A., FELICIA CANTILLANO OBANDO, ROBERTO GONZÁLEZ RAMÍREZ, CARIBIANA GS LIMITADA, LAURA DAMANTE, PAOLO TROBIA, GIOVANNA ALESSI, RAFAEL ANGEL LORÍA ORTÍZ, MANUEL MERINO ATALAYA, EDWIN RENE SALEM, LORAXX PARTNERS SOCIEDAD LIMITADA,OROPEL EXPOSICIONES INTERNACIONALES SRL Y LA SUCESIÓN DE DELFINA RAMÍREZ ORTÍZ.

La resolución fue dictada a las 10 am en 19 de noviembre, 2013.


miércoles, 20 de noviembre de 2013

Abogado caso Cocles: "la justicia estaba del lado de la gente de Cocles…"

     
Entrevista del Foro Caribe Sur con el Lic. Rodrigo Barahona, uno de los abogados del caso Kekoldi contra el estado costarricense por el territorio de Cocles en el Caribe Sur.

“Los abogados lo que hacemos es defender causas justa y la justicia estaba del lado de la gente de Cocles en su reclamo.”

FCS: ¿Cómo se sintió hoy al recibir la sentencia del caso?

RB: Siento que se ha hecho justicia porque en esa zona no vivieron los indígenas cuando se hizo la reserva. Y si se cometió un error en 1977 y en el 1996 se enmendó el error, ahora de ha confirmado y hecho justicia porque esa zona estuvo habitada por afro descendientes y otras personas.

FCS: O sea, se podría decir, viendo esto que usted dice, que tal vez por primera vez legalmente se han reconocido los derechos históricos de la población afro que pobló el Caribe Sur?

RB: Así es, se mostró en ese proceso, especialmente a través de los testimonios de Edwin Patterson y de Bernardo Archer Moore que esa zona fue poblada por afro descendientes, no por los indígenas. Y eso fue muy importante porque en realidad los testimonios que presentó la Asociación Kekoldi no fueron nada convincentes. Si bien es cierto que ellos tuvieron una relación con el mar, no era prioritaria ni exclusiva, ni por encima de las titulaciones que se empezaron a hacer desde 1946, por ejemplo, con el caso de Doña Delfina Ramírez en esa zona.

FCS: ¿Qué planteó la defensa con relación al derecho internacional y el nacional?

RB: Bueno, nosotros planteamos que de acuerdo al Convenio 169 de la OIT sobre las consultas, estaba claramente mostrado que cuando hubo en cambio con el decreto de 1996 cuando de sacó a Cocles de la Reserva Kekoldi y se le dieron mas tierras por el lado de Carbón, hubo una consulta y hay evidencia de eso y de que estuvieron de acuerdo con esa modificación. En su momento, en ese momento, ellos reconocieron que esa zona de Cocles nunca fue poblada por los indígenas y además, que les dieron a cambio una tierra superior para su tipo de actividades, ya que es montaña y bosque.

Además fundamentamos que no se les redijo la Reserva, sino que se les aumentó. Y la ley nacional eso es lo que no permite, que se reduzca. Eso se respetó.

FSC: ¿Puede haber apelación?

RB: Puede suceder, pero la sentencia está tan bien redactada y el tan contundente que es muy difícil que se revierta en una casación. La sentencia deja por fuera de la Reserva las 1,200 hectáreas de Cocles y les dejó las 1,600 de Carbón.

Fue incongruente la defensa de Kokoldi porque dijo que se les había consultado el aumento de lado Carbón, pero no la reducción de la parte de Cocles. ¡Fue un argumento contradictorio pues no se puede consultar a medias un decreto… al decir la defensa de Cocles que fueron consultados, fueron consultados sobre todo!

FCS: Los elementos principales del éxito fueron una buena defensa y unos buenos testigos, pero también es importante que la comunidad se organice y movilice cada vez mejor. Si hay apelación, que haya más gente de la comunidad involucrada. Los abogados lo que hacemos es defender causas justa y la justicia estaba del lado de la gente de Cocles en su reclamo.

Mañana, entrevista con Edwin Patterson, afro costarricense de Puerto Viejo, unos de los testigos en el caso en corte.