sábado, 17 de agosto de 2013

Exitoso, conmovedor y altamente combativo: tributo a fundadores en Caribe Sur

El Tributo del Foro Caribe Sur a las fundadoras y fundadoras estuvo caracterizado por la combatividad de sus mas de 30 participantes homenajeados  y otros 35 estuvieron con ellos... Vinieron de Cahuita, de Manzanillo, de Puerto Viejo, de Cocles y de Punta Uva.

De entrada manifestaron su determinación de luchar hasta triunfar en el respeto de sus derechos históricos adquiridos como fundadores de la zona y de una cultura que han aportado a Costa Rica. "No nos vamos a ir y nuestros hijos y nietos vivirán aquí" afirmaron de una o otra manera todas las personas mayores al brindar testimonios personales de lo inhóspito del lugar de suampos y vegetación cuando llegaron hace mas de 100 años a instalarse en la zona. "No había nada, pero hicimos algo con todo esto, de lo contrario no habría lo que hay ahora, dijo George, uno de los fundadores de Punta Uva. 

                                                   Fotos Margaret Thompson, Escribana

"Lo que le pasa a uno de estos poblados nos pasa a todos, ya que siempre hemos sido uno solo y ahora debemos estarlo mas que nunca" dijo Miss Winnie de Cocles y fundadora histórica de la zona.

El comentario fue una respuesta de apoyo al planteamiento del Foro Caribe Sur presentado por Edwin Patterson en el idioma materno de la gente mayor, el patois, que es un creol inglés propio de los afro costarricense y Glenda Halgarson Brown en español.  Ambos resaltaron  que la lucha actual en defensa de los derechos históricos a la tierra, la cultura y los ecosistemas es una continuidad del legado que los fundadores han dejado cuando construyeron la zona de la nada y con ña ayuda entre ellos mismos.

De Gandoca, el joven Neftalí Velázquez dijo que como miembro de esa comunidad, tenía que reconocer que desde que se fundó su comunidad, uno de los que mas les ayudó siempre fue Maxi con su pulpería y con cualquier problema que tenían. Maxi es en fundador que creó el primer negocio de abastecimiento en Manzanillo, que hoy día es un floreciente restaurante reconocido por toda persona que llega al lugar. 


                                                  Fotos Margaret Thompson, Escribana

Igualmente, las fundadoras de Puerto Viejo reconocieron que la Familia León que vino de China, les ayudó muchas veces, como explicó Miss Isma dando un ejemplo acerca de un tiempo cuando tuvo problemas económicos para alimentar a sus hijos cuando quedó sola con ellos. Otras reconocieron que Doña Delfina de León vino desde China a casarse con Manuel León y tuvieron el primer abastecedor de Puerto Viejo. Con ello, ademas del servicio, ella  ayudó a toda Talamanca a tener programas educativos antes de que entraran las escuelas públicas. 


 Fotos Margaret Thompson, Escribana


Esos testimonios evidenciaron que los negocios locales en manos de la gente fueron desde siempre una fuente, no solo de servicios de distribución, sino de apoya a crear comunidad llenando necesidades. Tal vez es por esa historia que la comunidad quiere un Plan de Desarrollo Integral que siga favoreciendo las empresas comunitarias de servicios que aportan integralmente al desarrollo de la comunidad.

Así pasó ahora en la preparación de la actividad, la cual fue organizada con un banquete caribeño, un corsage de tributo y una cajita de confite como obsequio. Todo ello fue posible gracias a un patrocinio masivo de las empresas locales en la zona y el trabajo voluntario de las personas del Foro Caribe Sur,  de la Casa de la Cultura del Puerto Viejo y empresarias locales de la gastronomía que confeccionados una comida propia de la zona acompañada del tradicional fresco de jengibre

Pan Pay, El Diamante, TerrAventura, Restaurante Tamara, Hotel Puerto Viejo, Informate Caribe, (colocar los otros aquí)

Escribana y Petateras en las comunicaciones y el Instituto Tecnológico Costarricense, quien donó 35 libros para el evento, el cual será distribuido posteriormente.

Algunos contaron cómo los primeros turistas que llegaron a la zona dormían en los corredores de las casas de los habitantes porque no había ningún hotel o cabinas y que cuando la población les ofrecía albergue en sus casas, sempre prefería dormir escuchando el murmullo arrullador de las olas. "Siempre fuimos "very welcoming" con los turistas porque ha sido nuestro sustento y han venido a conocernos, no solo a descansar y disfrutar de la naturales" dijo Miss Sam quien llegó a la zona desde la zona Atlántica en 1957.



                                               Fotos Margaret Thompson, Escribana


Más fotos y otros reportajes serán colocados aquí...




1 comentario:

  1. Me encanta el trabajo que están haciendo.
    Qué seres humanos más hermosos carambaaaaaaaaaaa :)
    Viva el Caribe, Viva Limón.

    ResponderEliminar